Otros

Microchips ha desarrollado un método anticonceptivo que consiste en una píldora que mide 20 por 20 por 7 milímetros y puede ser implantada en el abdomen, las nalgas y en la parte superior del brazo. Diariamente, suministra 30 microgramos de Levonorgestrel, una hormona que es usada en varios anticonceptivos. La pastilla puede durar 16 años en el cuerpo de la mujer.
PUBLICIDADE:
FB_IMG_1467142781978

Una de las ventajas del dispositivo, según el MIT Tecnology Review, es que la mujer podrá desactivarlo sin tener que ir a la clínica y sin someterse a un procedimiento quirúrgico. Además, éste durará casi la mitad de su vida reproductiva.

En el caso de que la mujer desee quedar embarazada, podrá apagar el implante con un control remoto. Y si quiere continuar usando el chip anticonceptivo, sólo tendrá que presionar nuevamente el control para encenderlo. Asimismo, los doctores podrán controlar la dosis que es suministrada a cada paciente.

El presidente de la empresa afirmó que “la idea de usar una membrana delgada como un circuito eléctrico fue un desafío y uno de los mayores problemas que hemos tenido que solucionar”. El chip anticonceptivo comenzará a ser probado en el año 2015 y si es exitoso, podrá estar en el mercado en el 2018.

El proyecto es apoyado por la Fundación de Bill & Melinda Gates, ya que uno de sus objetivos principales es la reducción de la pobreza, mediante el control de la natalidad y la planificación familiar.

La idea del chip anticonceptivo surgió dos años antes en un encuentro entre Bill Gates y los científicos del laboratorio de Robert Langer en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés). Gates y sus colegas le preguntaron a Langer si era posible crear un método anticonceptivo que la mujer pudiera prender y apagar, y que funcionara por varios años. Langer pensó en la tecnología microchip que había desarrollado desde los años 90 y otorgó la licencia a Microchips para buscaran la solución a este problema.

Comentarios

Más popular

Arriba