Alto Parana

Desplome del real brasileño pone en vilo al negocio de los supermercados en Paraguay

Analistas económicos y referentes comerciales dan su opinión respecto al probable comportamiento de los consumidores locales ante la devaluación persistente del real, considerando que Brasil gana competitividad por los precios de sus productos con menor valor que los nacionales.
Precios de productos brasileros son más atractivos ante la devaluación del real.

INUNDADOS DE PRODUCTOS BRASILEÑOS

13470361441633942
El economista Hugo Royg refirió que el impacto de la devaluación de la moneda brasileña es inmediato. El contrabando desde el vecino país es favorecido con este escenario: “nos veremos inundados de productos brasileños, ése sería un efecto inmediato”, enfatizó.

Además, afirmó que la economía paraguaya va perdiendo competitividad, así también se verán afectadas las exportaciones al Brasil y las importaciones, ya que la economía brasileña hoy vende más barato.

Royg argumenta que los ingresos caerán como consecuencia de la disminución de la producción, por lo que la capacidad de las personas de recibir remuneraciones también se reducirá en los próximos meses. “Es momento de ser prudente, ya que no se visualizan meses de prosperidad, precisamente”, remarcó.

Esta situación afectaría las condiciones de los ingresos familiares, quienes buscarán productos más baratos, y en este contexto cambiario, los productos brasileños son una salida. “Existirá un cambio en la preferencia de los consumidores paraguayos, hacia el consumo de productos de ese origen, no necesariamente porque sean mejores, sino sobre todo, porque están más baratos”, afirmó.

CONTRABANDO AFECTARÁ MAYORMENTE EN LA FRONTERA

Por su parte, el analista Amílcar Ferreira supuso que la devaluación del real favorecerá el contrabando, el que se dará especialmente en las ciudades fronterizas entre Paraguay y Brasil. No obstante, dudó que el comercio ilegal pueda extenderse a todo el país, pues asegura que el contrabando se distribuye por zonas o ciudades.

Ejemplificó que así como el contrabando desde Argentina se da mayormente en Asunción y Gran Asunción, el de Brasil se concentrará en Ciudad del Este u otras ciudades que linden con el país vecino.

“La devaluación de la moneda crea incentivos para que se compren productos de ése país y afecta a las ciudades que son cercanas”, señaló.

Adicionó que el sector formal se ve perjudicado debido al mayor ingreso de productos de contrabando, compitiendo directamente con las industrias nacionales e importadores locales que traen los mismos productos o similares.

Concluyó que esta situación será persistente, y corresponde a un periodo recesivo del ciclo económico, que duraría dos o tres años.

SEGUIR CON PROMOCIONES Y DESCUENTOS

Uno de los más afectados en cuanto a la rentabilidad es el sector de supermercados.

Referentes del sector afirman que tendrán que seguir tanto con las campañas de descuentos y promociones, como también influir en las autoridades para realizar los controles respectivos.

“No nos queda de otra que seguir con las campañas de descuentos, promociones y apoyar a las autoridades para que cumplan y hagan cumplir los deberes de control de los cuales están encargados”, afirmó el presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), Christian Cieplik.

Además expresó que seguirá aumentando cada vez más el ingreso de las mercaderías de contrabando, “los productos traídos de manera ilegal de ese país estarían acrecentando mes a mes en cuanto más empeora la economía brasilera. Realmente la situación allí no está nada simpática”, expresó.

CAMPAÑA PARA CONTRARRESTAR EL FENÓMENO

Por su parte, el titular de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo, aseguró que afectará de sobremanera ya que el primer efecto cuando hay una devaluación es el contrabando. “Las condiciones hacen que sea atractivo para la gente ir a traer de allá. Desde la UIP estamos haciendo una campaña que se presentará para poder contrarrestar este mal que ha afectado a ciertas industrias entre un 30% y 40%. También nos gustaría que luchen los de Aduanas y los policías encargados de los controles en la frontera”, expresó.

APOSTAR POR LO NACIONAL

El propietario del hipermercado el Pueblo, Tomás Dávalos destacó: “El contrabando -tanto por parte del lado argentino como el brasilero- nos afecta, porque nosotros somos dependientes de las importaciones, lo cual significa que tendremos que pensar seriamente en reemplazar las importaciones por productos nacionales.

Desde nuestra empresa por ejemplo, nos estamos focalizando fuertemente en la producción de hortalizas para sustituir las importaciones de las mismas, y a la vez así logramos mayor mano de obra ocupada en el país”.

La rentabilidad de dicho sector bajó alrededor de un 25%, un rubro que factura al año aproximadamente unos US$ 1.500 millones. 5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba