Otros

EPP y su agenda de muertes

El autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) habría sumado otra muerte a su lista: la del policía Edelio Morínigo. La agenda de Horacio Cartes, que no iba a ser marcada por el grupo criminal, termina con decenas de “registros” con estas siglas.

Si hoy concluyera el mandato de Horacio Cartes, su agenda terminaría con estos números atribuidos al EPP: 42 muertes -en caso de confirmarse la de Edelio-, ocho secuestros y 68 golpes.

El EPP, cuyo origen se remonta a los últimos años de la década de los ’90, ganó su nefasta popularidad con la sangre de 14 civiles y nueve policías que fueron asesinados hasta la llegada de Cartes al poder, cuando la fuerza y la violencia del grupo armado crecieron notablemente.

Después de 1.377 días de permanecer secuestrado en el monte, hoy se informó del supuesto deceso del oficial de Policía Edelio Morínigo Florenciano. El secuestro más largo en la historia del Paraguay podría haber tenido el peor desenlace, ya que en un panfleto el grupo armado habla sobre su muerte, aunque, hasta no encontrar los restos, las autoridades se niegan a confirmar esta versión.

En caso de que esta situación sea cierta, el EPP suma 10 policías asesinados, de los 19 que mató en toda su historia. En este caso, la muerte se produjo en condiciones de secuestro.

De secuestrado a soldado del EPP: esta fue una de las teorías oficiales para dar respuesta al prolongado plagio del policía, quien fue tomado el 5 de julio de 2014 cuando estaba disfrutando de su día libre durante una jornada de cacería en un monte cercano a la estancia “Macchi Cue” del distrito de Arroyito, departamento de Concepción.

El gobierno de Horacio Cartes, quien se candidata para el Senado, deja atrás un legado nunca antes visto desde la era democrática. Llegó a tener cinco secuestros activos, ninguno resuelto; dos secuestrados fueron asesinados por el EPP, pese a advertir que “no marcarían su agenda” cuando asumió.

Esta banda criminal, que presume de proteger a los más pobres del norte del país, ha perpetrado 126 golpes desde 1997, año en que se registró su aparición; de estos, más de la mitad se produjeron desde 2013.

Durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos (2004-2008), el EPP mató a tres personas; de 2008 a 2012, presidencia de Fernando Lugo, a 14, y durante la breve presidencia de Federico Franco, nueve meses de gestión tras el juicio político a Lugo, fueron asesinadas siete personas.

Los secuestros eran un recurso poco empleado por el EPP antes de 2013, ya que hasta ese entonces solo se habían registrado cuatro, pero a partir de la asunción del ahora candidato número uno al Senado por la ANR, Horacio Cartes, se triplicó esta cantidad. En tan solo cinco años se produjeron ocho secuestros y, en lo que va de 2018, suman 12.

Actualmente, queda aún un secuestro por resolverse, el de Félix Urbieta, quien hoy cumple 546 días secuestrado. Las autoridades, al igual que en todos los casos anteriores, no tienen pista alguna que pueda conducir a un rescate a corto o mediano plazo. ABC

Comentarios

Más popular

Hasta arriba