Alto Parana

La situación de Brasil im­pacta de manera negativa a la economía paraguaya y los precios agrícolas inter­nacionales se verán afec­tados

Luego de que en agosto la potencia brasilera haya entrado en recesión a raíz del crecimiento negativo y la difícil situación econó­mica por la que atraviesan los países de la región, hace crecer la perspectiva de que Paraguay podría ir en pica­da, lo que se reflejaría en uno de los sectores considerado el motor de la economía: “en el 2016, el agro se presentaría peor que este 2015”, explican los refe

Yeruti Salcedo

[email protected]

10641218_1600744493517919_6586102291756710833_n

La situación de Brasil im­pacta de manera negativa a la economía paraguaya y los precios agrícolas inter­nacionales se verán afec­tados por la desaceleración de la demanda. Los valores internacionales de los pro­ductos agrícolas en general deberían disminuir en los próximos años, debido a la demanda de la productivi­dad y la desaceleración de los aumentos.

“En conversaciones con los empresarios brasileros, pinta que el 2016 puede ser peor que este 2015 hasta que se revierta esta situación por la que están atravesan­do. Nosotros tenemos una gran dependencia de Brasil, porque este mercado es uno de los más grandes com­pradores de alimentos de Paraguay; si Dilma deja el poder y otra persona toma el mando, para Paraguay no va a ser inmediato el cambio.

El 2016 puede que sea casi seguro que se presente to­davía con un panorama de incertidumbre, Brasil no se va a mejorar de la noche a la mañana y por la situa­ción de la soja los precios están bajos; tuvimos tres años de buena producción con abundante stock, Esta­dos Unidos tiene muy buena producción; como hay un stock importante de gra­nos la demanda hace prác­ticamente que los precios bajen”, puntualizó Fabián Pereira, referente del sector agrícola.

BRASIL ESTORNUDA

Y PARAGUAY

SE ENFERMA

Brasil es el socio comercial número uno del Paraguay. El 31% de las exportaciones tiene como destino al país vecino y la mayor parte del comercio de frontera de­pende de las transacciones realizadas con los brasile­ños. Por lo tanto, la recesión de su economía tiene efec­tos dentro de la economía paraguaya.

Una de las variables que más nos afecta es el tipo de cambio. La moneda brasi­leña, el real, ha sufrido la más grande depreciación en los últimos diez años con respecto al dólar americano, acumulando una pérdida de su valor de aproximada­mente 30% en lo que va del año.

Esto indica que los pro­ductos brasileños se hacen cada vez más competitivos, porque son más baratos, pues se necesitan cada vez menos unidades de mone­da extranjera para comprar un producto hecho en Bra­sil. Consecuentemente, los consumidores tienden a comprar menos productos paraguayos y más productos brasileños, según un análi­sis de la consultora MCS.

Las ciudades más afecta­das son las que tienen al comercio de frontera como principal fuente de ingreso, como Ciudad del Este, Salto del Guairá y Pedro Juan Ca­ballero. 5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba