Otros

Problemas del agro afectan a la competitividad en el mercado internacional

El sector agropecuario paraguayo afronta serios problemas que se fueron acumulando con el correr del tiempo, restándole capacidad al agro nacio­nal, entre ellos se des­tacan los altos costos de los insumos agrícolas, los alquileres de las tierras cultivadas por hectárea, la falta de políticas claras y el no acompañamiento del gobierno a este sector.
Las mencionadas son solo algunas de las situaciones negativas del campo.
91085041441984708
La tierra es un recurso productivo fundamental de las actividades agro­pecuarias y, por ende, es un factor importante en la generación de bene­ficios económicos de di­chas actividades.

“Los fertilizantes ba­jaron un poco en com­paración a lo que fue la campaña pasada, nosotros -en base a lo que fueron los precios de los granos- creemos que no solo los fertilizantes y los insumos (como los agroquímicos) deberían ajustarse más, porque el costo de produc­ción se queda un poco alto en base a estos precios, pero lo fundamental y lo que se deberían ajustar son los precios de alquiler.

Hay personas que están pagando altos costos de arrendamiento -a cual­quier precio- para sim­plemente plantar. Hoy con unos costos de alquiler se pagan tantos kilos por hectárea, los precios va­rían mucho, estaríamos hablando desde los US$ 400 ó US$ 500 por hec­tárea, cambia mucho en cuanto a la zona”, explicó Fabian Pereira, directivo de Syembra.

La situación de la baja de precio de los granos dejó al país fuera de competen­cia, específicamente en el rubro del arroz. “Los altos precios de alquiler y sobre todo la situación del arroz resta mucha competitivi­dad en comparación con los demás países, tenemos que buscar nuevos merca­dos para el arroz que esta pasando por una situación bastante grave. Paraguay se durmió vendiendo toda la producción de este ce­real a Brasil y con los pre­cios de devaluación al tipo de cambio es un muy mal negocio vender a Brasil”, apuntó el ejecutivo.

ALTOS PRECIOS

DE ALQUILER

La revalorización de los recursos de tierra está asociada a la expansión agropecuaria reciente. Los precios de la tierra en el país miden la evolución del valor de las tierras agrarias más significati­vas; es decir, tierras libres a la venta y cuyo destino es su explotación agraria.

La demanda en el mer­cado de campos sigue centrada en predios aptos para plantar granos, re­flejando la gran expan­sión que la agricultura viene mostrando en las últimas décadas. El auge de la agricultura está im­pulsado por el cultivo de soja que no ha parado de crecer en los últimos años y donde en este ejercicio agrícola estaría batiendo un nuevo récord histórico, impulsado por los buenos precios internacionales.

El mercado ofrece tierras a precios con una gran va­riabilidad, cuya dinámica amerita ser evaluada cui­dadosamente tanto desde la perspectiva de la gene­ración de renta como in­versión o desde la forma­ción de su valor de acuerdo a la estructura de costos imperante. Es necesario resaltar, que en la oferta y la demanda de tierras existen múltiples enfoques al momento de abordar el tema del establecimiento de los precios en determi­nado tiempo y lugar.

¿Y EL MEDIO

AMBIENTE?

Una combinación de po­líticas, innovaciones ins­titucionales e inversiones puede ayudar a reducir la enorme huella que ha de­jado la agricultura en el medio ambiente y a apro­vechar el potencial que tiene para prestar servicios ambientales. El manejo de los vínculos entre agricul­tura, conservación de los recursos naturales y me­dio ambiente debe ser una parte integral del uso de la agricultura con fines de de­sarrollo, siendo el objetivo la realización de sistemas de producción agrícola más sostenibles.5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba