Otros

Sequía en el Chaco ya perjudica a ganadería y a los pocos cultivos

Hace siete meses que en parte del Chaco se sufre por la falta de lluvias.

Dificultades. Una vaca busca agua para beber en una zona alta de Presidente Hayes.
Según declararon pobladores, la situación se agravó, porque en varias comunidades no queda agua para beber, comentó Nirma Servín, ganadera de la zona.

En su zona, fortín General Díaz, ya se reportaron muertes de animales, tanto de ganado bovino como de animales silvestres, comentó. General Díaz está ubicado en el distrito Pedro P. Peña, de Boquerón.

Los cadáveres de los animales se pueden encontrar a lo largo del río Pilcomayo, que está seco, describió.

“Hay gente que ya no tiene ni para tomar agua y al pedir una cisterna a la Gobernación, nos dicen que está descompuesta”, manifestó.

A su criterio, la situación es más grave que la del año pasado. Los pozos de agua que se hicieron el año pasado para contener la necesidad del ganado, hoy están secos, señaló.

La poca agricultura que hay, se echó a perder, dijo. “El caso de la agricultura es totalmente negativo. La ganadería es lo que estamos tratando de salvar”, expresó.

En la última semana hubo una leve lluvia en la zona alta del Chaco, pero que resultó insuficiente, según indica un reporte de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

“Ocho días atrás hubo algunas precipitaciones, pero no son suficientes para abastecernos. Llovió unos cinco milímetros solamente”, declaró por su parte el productor Silvio Ibáñez, de la Colonia Tres, del distrito de Filadelfia.

“Ahora mismo el clima no está dando para el cultivo, necesitamos 40 a 50 milímetros de lluvia como mínimo para trabajar”, agregó.

Proyecciones. Noviembre es un mes con lluvias, y por ello se espera que las precipitaciones también lleguen a las zonas críticas del Chaco, manifestó el Ing. Édgar Mayeregger, encargado de la Unidad de Gestión de Riesgos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Explicó que las lluvias regulares actualmente están llegando hasta la mitad de la Región Occidental, es decir, hasta la zona de Pozo Colorado.

A partir de allí y hacia la frontera con Bolivia, la situación se complica. Donde hay mayor falta de lluvias es en el noroeste de la región, explicó el técnico del MAG. El principal impacto en el sector productivo es en las pasturas de los campos ganaderos, dijo. UH

Comentarios

Más popular

Arriba