Alto Parana

Tagloo es una nueva app para «WhatsApp» que almacena fotos

Una «startup» valenciana crea una aplicación para almacenar y compartir imágenes de manera más sencilla y basada en la personalización de etiquetas.

Fotografías digitales, ¡para qué os quiero! La popularización de los teléfonos móviles con cámara ha derivado en una situación paradigmática. Las imágenes tomadas por miles de personas, a diestro y siniestro, se quedan en un contenedor en el que pocas veces rebuscamos. Huimos de la imagen perfecta, y luego nos olvidamos. O las perdemos como si el tiempo se hubiera borrado.

La «startup» valenciana Tagloo busca corregir esos hábitos gracias a la tecnología. Para ello, y tras siete duros meses de trabajo, los tres impulsores de esta iniciativa (Raúl, Eduardo y Álvaro) han desarrollado una aplicación enfocada en el almacenamiento de las imágenes digitales. Lo definen como el «carrete inteligente». La propuesta viene de una serie de características que en parte recuerdan a otras soluciones como Facebook Moments o Google Photos, pero que a su vez le acercan al terreno de WhatsApp.
2064
Pero vayamos por partes, porque la iniciativa viene con marcada madurez. La «app», disponible para el sistema operativo iOS -en otoño llegará a Android y contará con versión web-, permite guardar las fotos personales, de un viaje o cualquier evento, aunque tú no hayas hecho ninguna al cambiar la forma en la que se organizan las imágenes a través de una serie de etiquetas personalizadas. «Puedes tener todas las fotos de tu vida sin haber hecho ninguna», explica al diario ABC Álvaro Trénor, director general y uno de los fundadores de Tagloo.

Se trata de una especie de red social privada en la que almacenar y compartir las fotografías personales de, por ejemplo, un viaje, sin miedo a perderlas. Esas imágenes se suben a la nube (hasta 3 GB de capacidad), por lo que se puede tener acceso con internet en cualquier momento y, evitando así, reducir la capacidad de los teléfonos móviles.

El nacimiento de esta herramienta responde a una necesidad personal. «Es tan fácil hacer fotos que al final no tenemos ninguna», recuerda. Nació a mediados del pasado año para intentar dar respuesta a un problema al que él, como miles de usuarios de «smartphones», se enfrentaba cada día: organizar sus fotos y compartirlas de una forma sencilla y efectiva. Llevaba tiempo escuchando la misma frase cada vez que hacía alguna foto con su familia o sus amigos («¡Mándamela, por favor!»), pero el problema es que, por falta de tiempo, por dejadez o por la incomodidad del correo electrónico, las imágenes terminaban perdidas.

El avance de este sistema es permitir compartirlas fácilmente a cualquier conocido mediante un correo electrónico del destinatario o etiquetándole en un grupo directamente. «Tú eliges, tú etiquetas y la aplicación organiza todo lo demás. El álbum se autocompleta con la información recibida, por lo que al final no hace falta mandarle las fotos a los amigos», subraya Trénor, al tiempo que garantiza que la aplicación es «segura» y «privada», dos términos que cada vez más preocupan a los usuarios.

Comentarios

Más popular

Arriba