Alto Parana

Tierras agrícolas alquiladas corren riesgo de extinción

e estima que el 20% de la superficie sojera se desarrolla en campos rentados.

20150321062145 (3)
El productor tiene que producir por lo menos 2.500 kilogramos por hectárea de soja para poder cubrir todos sus costos.
La coyuntura actual de bajos precios de los commodities agrícolas, que podría ser la tendencia por unos años, y la posibilidad de que se graven más impuestos a los granos en estado natural, afectarán en gran medida a los agrícolas que arriendan tierras para producir soja y la tendencia es que vayan desapareciendo, expresó el Ing. Ronald Dietze, asesor de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod).
Se estima que un 20% de la producción agrícola en el país es en tierra alquilada y Misiones, San Pedro, y Caaguazú son los departamentos en que más proporción de alquiler de campos productivos hay, informó Dietze.
“Los que tienen tierra propia y máquina propia no van a reducir su producción, porque tienen que usar sus recursos; pero aquellos que alquilan serán los primeros que van a sentir. Esperemos que esto se mejore, pero debemos insistir en que no se castigue más al sector productivo y un impuesto más será una decisión no acertada para el país”, manifestó Dietze.

COYUNTURA
Respecto a la coyuntura del negocio agrícola, el profesional manifestó que este año el sector no pasa por uno de sus mejores momentos por dos motivos: primero porque la siembra muy tempranera de soja tuvo un fracaso casi total; mientras que la tardía, que se desarrollo bien, sufrió un ataque de roya que mermó su productividad. La superficie se mantiene, incluso supera a la del año pasado, pero con rendimientos más bajos lo que causará un volumen producción de soja menor a la campaña anterior.
El segundo problema es que los precios están por los pisos y hay una tendencia de que sigan bajando, y eso va crear un ingreso muy bajo. El productor tiene que producir por lo menos 2.500 kilogramos por hectárea para poder cubrir todos sus costos y la mayoría no logra este resultado, destacó.
Explicó que esta situación se agrava con los problemas que tiene el sector productivo en el Parlamento, ya que hay proyectos que pretenden gravar más impuestos a la exportación de soja. “Si esto perdura mucho tiempo hay gente que va salir de la agricultura y de la soja y los primeros que saldrán son aquellos que no tienen tierra propia y aquellos que no tienen máquina propia”, enfatizó Dietze.LA NACION
Inmobiliaria-Capián-Bado_2

Comentarios

Más popular

Arriba