Economía

Paraguay frente a logros alcanzados por otros países de América Latina

El proceso y los resultados esperados de la descentra­lización presentan impor­tantes desafíos en Paraguay frente a los logros alcanza­dos en otros países de Amé­rica Latina.

Es momento de que las mu­nicipalidades del país incor­poren procesos que apunten al logro de resultados y la veeduría ciudadana, los cua­les han beneficiado a la ges­tión de otras municipalida­des en la región, generando importantes resultados en el bienestar de la población.

59581426678977

FUNDAMENTO DEL DE­SARROLLO MUNICIPAL

Desde hace ya algunas dé­cadas, el proceso de descen­tralización de los gobiernos subnacionales se fortaleció mediante elecciones de­mocráticas universales de sus autoridades. Así, en la región, la descentralización generó un gran interés po­lítico en ocupar los cargos de elección popular a nivel municipal, principalmente de las capitales o ciudades más grandes, como cata­pulta para llegar con éxito a las elecciones nacionales. Ejemplo de ello, en América Latina son la intendencia de Tabaré Vásquez en Mon­tevideo, la alcaldía de Jamil Mahuad en Quito, de Andrés Pastrana en Bogotá y la je­fatura de Gobierno de Fer­nando de la Rúa en Buenos Aires.

AUTONOMÍA

La mayor autonomía en la elección de los líderes lo­cales fue acompañada por el aumento de las respon­sabilidades económicas y sociales de las municipales y, consecuentemente, por el incremento de sus pre­supuestos. Así, en 2010 las municipalidades adminis­traban un monto equivalen­te a 261 dólares per cápita, siendo mayor en el caso de los países federales y menor en el caso de los países uni­tarios.

Pero las más amplias y más diversas responsabilida­des otorgadas a los gobier­nos descentralizados están acompañadas por una ma­yor complejidad de su ges­tión. Por ello, se enfrentan a importantes desafíos carac­terísticos de la administra­ción pública: la generación de una mayor cantidad de recursos para atender las necesidades de poblaciones crecientes, su asignación eficiente, seguimiento, eva­luación y rendición de cuen­tas.

En estos procesos de la ad­ministración pública muni­cipal es fundamental la par­ticipación ciudadana, porque la descentralización nace del objetivo de profundizar la democracia, de desconges­tionar la gestión del Gobier­no central, de producir un mayor y mejor acercamiento de las políticas públicas a la población a fin de lograr mayor eficiencia en el uso de los recursos públicos.

¿A QUÉ NOS REFERIMOS CON PARTICIPACIÓN CIU­DADANA?

Tanto a la expresión de sus necesidades y aspiraciones como al seguimiento y con­trol de las acciones de los gobiernos subnacionales, aspectos que se desarrollan en los principales munici­pios de América Latina.

DESAFÍOS ENPARAGUAY

En Paraguay, si bien la Ley Orgánica Municipal otorga importantes funciones a las municipalidades, la realidad es que los gobiernos des­centralizados administran presupuestos sumamente restrictivos, equivalentes al 2% del PIB. Esto se explica tanto por la ineficiencia en el uso de esos escasos recursos como al poco control existen­te, que no permiten depositar la confianza gubernamental ni ciudadana en su gestión.

En efecto, la gestión muni­cipal en Paraguay presenta importantes limitaciones en el uso de sus recursos y en su administración. El índice de gestión por resultados ubica a Paraguay entre los países de bajo nivel de desarrollo de la gestión por resultados, habiendo obtenido una ca­lificación menor a 1,5 de 5 puntos. La mayor parte de los países se ubica en un nivel de desarrollo medio, y solamen­te Brasil, Chile, Colombia y México han podido avanzar a un nivel alto de la Gestión por resultados.

Si analizamos los subíndi­ces, por grupos de países, el de bajo desarrollo (en el que se ubica Paraguay), registra un escaso avance del pre­supuesto por resultados, del monitoreo y evaluación, de la planificación estratégica y de la gestión de programas y proyectos.

Una ligera evolución existe en el ámbito de la gestión fi­nanciera, auditoría y adquisi­ciones.

DEFICIENCIAS

A pesar de las deficiencias anotadas, las municipalida­des deben continuar gestio­nando la implementación de la gestión por resultados, a fin de orientar las acciones de las autoridades públicas hacia la consecución de más valor público y, por lo tanto, mayor bienestar de la pobla­ción.

Para ello, es necesario au­mentar los recursos admi­nistrados y, paralelamente, mejorar el control de los mismos.

Debe aumentar la recau­dación de ingresos propios mediante la revisión de los valores de los inmuebles, la actualización catastral y mejora de la gestión re­caudadora, pero al mismo tiempo debe motivarse la transparencia y partici­pación ciudadana, a fin de mostrar los resultados de un trabajo eficiente y responsa­ble con los recursos públicos. Solo así los gobiernos sub­nacionales, como espacios políticos, podrán generar verdaderos liderazgos que traspasen los límites locales y que den respuestas opor­tunas a las necesidades de la ciudadanía.5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba