Policiales

Lo que contó el papá de Blatz

Lo que contó el papá de Blatz

El padre de Bernhard Blatz Friessen salió del monte en el que se había ocultado y se presentó ante miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) para contar que su hijo fue llevado a la fuerza por hombres que no estaban con ropas camufladas.

Peter Blatz salió del monte poco después de las 15:00 de hoy cuando divisó la presencia de miembros de la FTC que realizaron un recorrido por la zona de la Estancia “La Yeya”, ciudad de Santa Rosa del Aguaray (San Pedro), luego de conocerse del posible nuevo caso de secuestro.

El hombre contó a los uniformados lo que sucedió. Dijo que estaba junto con su hijo de 22 años desplazándose por un camino rural. El joven hacía de puntero a bordo de una camioneta, mientras que él (Peter) manejaba un tractor.

En un momento dado, Peter vio a tres hombres vestidos con remeras negras que, sin mediar palabras, abrieron fuego contra la camioneta, que, por los impactos, detuvo su marcha, informó el periodista de ABC Color, Iván Leguizamón.

Los desconocidos, ya con el móvil quieto, sacaron a la fuerza a Bernhard del habitáculo del rodado, lo que hizo que su padre acelere la marcha del tractor para arremeter contra los tres sujetos. No pudo precisar si chocó o no a uno de ellos.

Tras la maniobra desesperada, se internó en el monte para pedir ayuda a un colono a través del teléfono, y a este dijo la frase “el EPP se llevó a mi hijo”, haciendo referencia al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Miembros de la FTC siguen en el lugar, que forma parte de la zona de influencia del EPP. Hasta el momento no hubo un pedido de rescate ni se informó sobre el hallazgo de algún panfleto del grupo criminal.

Solo el pasado 21 de agosto, el EPP secuestró al colono menonita Franz Hiebert Wieler, de 31 años, tras atacar el tractor en que este se movilizaba. Siguen en poder de este grupo criminal el suboficial de la Policía Edelio Morínigo, el empresario ganadero Félix Urbieta y el colono menonita Abrahán Fehr, de quien nunca hubo una prueba de vida, a excepción de los otras dos víctimas mencionadas.ABC

PUBLICIDADE:

Comentarios

Más popular

Arriba