Conectate con nosotros

Otros

Sequía irá hasta fin de año y ya afecta caudal de ríos y lagos

Publicado

en

El lago Ypacaraí sufre una de las peores bajantes, y la fauna y flora del lugar pueden perderse.FOTO:PÁNFILO LEGUIZAMÓN

El nivel del río Para­guay desciende cada vez más llegando a niveles por debajo de un metro. El hecho preocupa al sector naviero, que urge el dragado para poder navegar en aguas del río Paraguay. La situación se agrava con vati­cinios desalentadores. Igual problema sufre el lago Ypa­caraí, que depende del cau­dal del río Paraguay.

“Mientras los cauces hídri­cos sigan bajando y no haya grandes lluvias, la produc­ción agrícola, incluso gana­dera y la navegación sufrirán los embates del fenómeno”, según David Fariña, titu­lar de la Dirección General de Protección y Conserva­ción de los Recursos Hídri­cos (Dgpcrh) del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades). Agregó que la bajante del lago Ypa­caraí está relacionada direc­tamente con la situación del río Paraguay, y que el des­censo podría afectar a la fauna y flora del lugar.

Por su parte, Eduardo Mingo, subdirector de Meteorología de la Direc­ción Nacional de Aeronáu­tica Civil, expuso que en los próximos meses se espe­ran pocas precipitaciones, hecho que ya se pudo sen­tir en los últimos dos meses, afectando a la producción.

Con relación a los niveles atmosféricos, Mingo señaló que cerramos el último tri­mestre con déficit de lluvia. “La perspectiva climática habla de que cerraríamos el año con déficit en algu­nos puntos como Chaco central, parte central de la Región Oriental. En las zonas de Amambay, Alto Paraná, parte de Itapúa y Canindeyú sí se darían las típicas pre­cipitaciones. Esto con refe­rencia a lluvias para noviem­bre y diciembre. No obstante, anuncia probabilidad de sequía hasta fin de año. “Estamos en época de sequía, hay pronósticos y escena­rios de precipitaciones pero de baja intensidad, y los cur­sos hídricos no se recuperan teniendo en cuenta el nivel extremadamente bajo que están teniendo la mayoría de ellos”, expresó Fariña.

“Esta situación podría des­encadenar en la falta de pro­visión de agua en algunas comunidades. Ya estamos teniendo inconveniente en la producción agrícola y podría­mos tener inconveniente en la recarga de aguas subte­rráneas. Hay una afectación directa a la navegación el bajo nivel de los cauces hídricos. Hay grandes embarcacio­nes que en algunos lugares ya no pueden navegar. Podría afectar a la economía, por­que tenemos cargas que deben salir por el río Paraná, saliendo a la cuenca del Río de la Plata”, indicó el represen­tante del Mades. LA NACION

Sigue leyendo

Publicidad

Más popular