Conectate con nosotros

Otros

Sojapar está en Bolivia, Argentina y Uruguay

Publicado

en

La gerente del Instituto Nacional de Biotecnología (INBIO), Ing. Agr. Estela Ojeda, confirmó que las variedades de soja paraguaya Sojapar R19, Sojapar R24, Sojapar R34, están siendo evaluadas en Bolivia, Brasil y desde este año en Uruguay, lo cual representa un importante logro para el país, pues son materiales genéticos con resistencia a la roya de la soja. Actualmente ya no existen semillas de estas variedades para la venta, ya que fueron totalmente comercializadas con antelación para esta zafra 2019/2020.

ABC 01 DE SEPTIEMBRE DE 2019 – 01:00

Las variedades nacionales de Sojapar, creadas por el convenio INBIO-IPTA, han trascendido fronteras.
Las variedades nacionales de Sojapar, creadas por el convenio INBIO-IPTA, han trascendido fronteras.Archivo, ABC Color

“En Bolivia ya terminó el proceso de registro y las variedades han mostrado muy buen comportamiento. En Brasil es el segundo año que se están probando las variedades y ahora entramos en la etapa de hacer el trámite de registro, mientras que en Uruguay es el primer año de evaluación”, dijo a ABC.

Las variedades sojapar estarían ocupando aproximadamente el 4% de las 3.500.000 Ha. sembradas, sin embargo, la tolerancia a la roya y sus rendimientos, que superan los 4.500 kilos por hectárea en condiciones ideales, elevan el valor de su participación en el total.

A la consulta de cuánto puede ganar Paraguay con el uso de nuestras semillas en los países vecinos, la ingeniera respondió: “Paraguay ganaría como obtentor, que es aquella persona física o jurídica que mediante un proceso de mejoramiento haya obtenido y desarrollado una variedad vegetal de cualquier género y especie, y los países que la utilizan deberán pagar regalías; aún no queremos hablar de montos, pero es un paso importante para todo el país”.

Declarar su utilización

La profesional también insta a los productores que guardaron las semillas Sojapar y que estarán sembrando en la nueva zafra a no comercializar sus semillas y hacer la declaración de reserva, que permitirá seguir trabajando para crear nuevas y mejores variedades. Según los datos, el sistema prevé que cada productor deba abonar (según contrato firmado) 2,5 dólares por cada bolsa de 40 kilos de semillas.

Sigue leyendo

Publicidad

Más popular