Conectate con nosotros

Policiales

CDE.Ocho años después cayó por el crimen de su novio

Publicado

en

Ilse Lorena Reyes Vázquez tenía apenas 13 años cuando conoció a Jorge Daniel Pereira Notario, un muchacho extrovertido y simpaticón un par de años mayor.

Dos años más tarde, cuando cumplió sus quince primaveras, se convirtió en madre y dos años después trajo al mundo al segundo hijo de la pareja. La beba tenía apenas ocho meses de vida, cuando una trágica pelea marcó para siempre la vida de Lorena.

Era la tarde del domingo 29 de mayo de 2011. Los incontrolables celos de Jorge una vez más se habían convertido en motivo de pelea en la casa de su suegra, doña Juana Notario, donde los gritos se convirtieron en golpes.

Intentando defenderse, la chica tomó un cuchillo y lo hundió en el muslo de su novio, intentando huir de la golpiza que amenazaba con darle. “Dijo que él siempre le golpeaba, pero que ella nunca le denunció”, contó el oficial Édgar Galeano, subjefe de la división de Homicidios de Ciudad del Este.

Mientras Jorge era auxiliado hasta el hospital de Presidente Franco, la chica cayó presa. Minutos más tarde se confirmó el deceso de Pereira Notario, y Lorena fue a parar a la cárcel. Sin embargo, al poco tiempo salió libre, pues tenía una bebita que amamantar. “Según ella, no quiso matarle, pero justo le agarró la arteria más importante y él murió desangrado”, agregó Galeano.

Cayó 8 años después

Los años pasaron y por tres de ellos consecutivos, Lorena tuvo que asistir religiosamente cada mes al Juzgado. Así lo hizo hasta el 2013, cuando aparentemente se le olvidó ir a firmar, para seguir gozando de su arresto domiciliario.

Desde entonces, se libró nuevamente orden de captura en su contra y anduvo en la clandestinidad hasta el viernes, cuando fue detenida en Presidente Franco. “Hoy día tiene cinco hijos, el más chico de 2 años, hijo de su actual pareja”, contó el uniformado.

“Siempre está rodeada de niños”

El comisario Luis Benítez, jefe de Interpol, comentó a EXTRA que en varias ocasiones tuvieron bajo vigilancia a la chica, asegurando que en reiteradas ocasiones zafó de la Justicia gracias a que tenía hijos chiquitos, como la primera vez que fue detenida. “Siempre estaba rodeada de niños”, refirió el uniformado.

La joven, que hoy día tiene ya 25 años, fue trasladada hasta la Penitenciaría Regional de Mujeres Juana María de Lara, donde quedó detenida, informó el jefe policial.

Sigue leyendo
Comentarios

Publicidad

Más popular