Policiales

Expulsan a otro criminal brasileño

Expulsan a otro criminal brasileño
El ministro del Interior confirmó que este jueves se concretó la expulsión del peligroso miembro del Primer Comando da Capital (PCC) Rovilho Alekis Barboza, alias Bilão. El delincuente ya fue entregado a la Justicia brasileña.

El integrante del Primer Comando da Capital (PCC) voló esta mañana rumbo al Brasil, donde era requerido por la Justicia para cumplir una condena de 40 años de prisión por narcotráfico.

En nuestro país había sido capturado el 30 de marzo de 2017, en un operativo en Ciudad del Este. Desde entonces se había recurrido a innumerables chicanas para evitar la extradición del delincuente hasta que, finalmente, según relató el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, a ABC Cardinal, fue trasladado desde el centro de detención de Ciudad del Este hasta la Penitenciaría Nacional de Tacumbú.

Luego, el canciller Luis Castiglioni tomó contacto con la embajada del Brasil para acordar y operar la expulsión.

El documento de expulsión fue firmado ayer, miércoles, por la tarde y entregado por Juan Ernesto Villamayor al comisario Juan Agüero, jefe de la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (FOPE).

En base a una instrucción al comandante de la Policía Nacional, comisario Walter Vázquez, Agüero formó el mismo equipo que el lunes había acompañado a Marcelo Pinheiro, alias “Piloto”, en su expulsión.

A su vez, el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, en coordinación con Villamayor, se presentó a la Penitenciaría de Tacumbú bajo el pretexto de hacer una revisión del lugar y esperó a que llegue el jefe de la FOPE. Así se dispuso el traslado de Bilão.

Posteriormente, lo llevaron hasta el Grupo Aerotáctico, donde abordó un avión de la Fuerza Aérea Paraguaya, y de ahí lo llevaron hasta el aeropuerto de la Itaipú Binacional. El detenido se negó a firmar su acta de expulsión, pero tres testigos lo hicieron y ya se encuentra en poder de autoridades brasileñas.

“SEGUIRÁ VOLANDO MÁS DE UNO”
El ministro del Interior enfatizó que, así como ya han expulsado a Marcelo “Piloto” y ahora a Bilão, “seguirá volando más de uno, siempre y cuando el país de origen esté de acuerdo en recibirlos y procesarlos; de lo contrario, los procesamos nosotros”, dijo.

Bilão es considerado un peligrosísimo miembro del PCC. Según relató Villamayor, extrañamente, en algún momento el detenido tenía que ser trasladado desde el centro de detención de Ciudad del Este hasta Tacumbú y no lo hicieron por falta de combustible, lo que al ministro le pareció “una excusa increíble”.

Informó que desde hace algunas semanas se encuentran realizando relevamiento de delincuentes de distintos países y que existen más procedimientos que el presidente de la República dispuso y se irán cumpliendo. “Estos son los importantes, porque son de alta seguridad y son los que comunicamos. A los de menor riesgo no se les está dando mucha trascendencia”, detalló Villamayor.

CASI FUE LIBERADO
El 30 de marzo de 2017 se produjo la detención de Alikes Barboza, junto con otras dos personas, en Ciudad del Este. Luego, estuvo a punto de quedar en libertad mediante una sugestiva resolución de los camaristas de Ciudad del Este Aniceto Amarilla, Isidro González y Mirian Meza, quienes anularon el procedimiento al concluir que el allanamiento fue ilegal, tras lo cual el juez Carlos Vera ordenó liberar a los tres.

Sin embargo, por orden del entonces ministro del Interior, Lorenzo Lezcano, el brasileño fue retenido en el Departamento Judicial de la Policía. Anunció que se apurarían los trámites para expulsar o entregar a Bilão al Brasil. Sin embargo, esto nunca se concretó y su extradición se dilataba en el Poder Judicial, lo que fortalecía la sospecha de que había maniobras en el caso.

Bilão es requerido por el Juzgado de Derecho de la 2° Vara Criminal del Foro Central de la Comarca de la Región Metropolitana de Maringá, Paraná. Se le atribuye la comisión de tráfico de droga y lavado de dinero.

SE CREE QUE SEGUÍA OPERANDO
Según versiones extraoficiales no confirmadas, Rovilho Alekis Barboza seguía operando impunemente en Paraguay desde su lugar de reclusión, gracias a la complacencia de autoridades judiciales y de instituciones penitenciarias.
En Paraguay está imputado por producción de documentos no auténticos, pues tenía dos cédulas paraguayas auténticas pero con contenido falso: una como extranjero y otra como paraguayo natural.

En escuetas declaraciones a este diario, “Bilão” había negado pertenecer a la facción criminal brasileña PCC y, además, acusó a la Policía de robarle 350.000 dólares.

ABC

Comentarios

Más popular

Hasta arriba